1980-1989

fmolina

DT. Francisco Molina (1980)

Tras la clasificación a la segunda Copa Libertadores consecutiva, el equipo asume en propiedad su desafío para 1980. El cuadro lo conduce el entrenador Francisco Molina quien debe hacer frente a las partidas de Bonvallet y René Valenzuela.

Por ello, se incorporan jugadores que marcarán la historia del club. Probablemente el más significativo de todos es Leonidas ‘Pocho’ Burgos, un escurridizo puntero derecho proveniente de Concepción, quien  IT Certification extenderá su presencia en la tienda celeste durante ocho temporadas.

Trascendente será también el uruguayo Washington Olivera, el popular ‘Trapo’, que provenía de Peñarol y destacaba por su potente pierna izquierda. También arriban Juan ‘Roly’ Núñez y Hugo Úbeda.

1980 debe ser recordado como el año de la campaña con mayor notoriedad de O’Higgins en el ámbito internacional, el equipo llega a semifinales de Copa Libertadores de  Cisco 700-501 América y detonó en portadas como “Todo Chile con O’Higgins”.

lburgos

Leonidas Burgos

En la serie de grupos, el conjunto celeste se enfrenta a Colo Colo y los paraguayos Sol de América y Cerro Porteño. Todo partecon un empate a un gol en Santiago (Núñez), para continuar con la histórica victoria sobre Sol de América por 4 goles a 1 en Asunción (Coppa, Núñez, Neira y Olivera). En el tercer juego cae ante Cerro Porteño por la mínima diferencia.

Pese a que en su estreno en Rancagua, cae por 3 a 1 con Colo Colo (Neira), vence a Sol de América por 2 a 0 (Neira y Olivera) e iguala con Cerro Porteño sin goles.

Los celestes terminan en el primer lugar de la tabla de posiciones, la cual muestra un cuádruple empate con 6 puntos, pero los rancagüinos tienen mejor diferencia de gol (+2). En aquellos tiempos sólo clasificaba el líder del grupo.

En semifinales, O’Higgins debe abandonar su condición de local en el mundialista, para ser anfitrión en el Estadio Nacional. En esta fase enfrenta a Olimpia de Paraguay a Nacional de Uruguay (a la postre monarca del certamen). En sus dos primeros compromisos en Santiago, el conjunto cae por la cuenta mínima ante charrúas y guaraníes, y al visitarlos, éstos vencen por un idéntico 2 a 0. Eliminados, aunque será la mejor presentación celeste en Sudamérica.

mleyes

Miguel Ángel Leyes

En la Copa Chile de 1980, el equipo alcanza los cuartos de final, fase en la cual es eliminado por Deportes Iquique (1 a 3 en Rancagua y 2 a 3 en el norte). Miguel Ángel Neira convierte 9 goles en este campeonato.

En el campeonato oficial, el once remata en el quinto lugar y obtiene su clasificación para la Liguilla de Copa Libertadores, en donde finaliza tercero. Nuevamente Miguel Ángel Neira es el goleador del equipo con 16 conquistas en un cuadro en donde destacaron con luces propias el meta Leyes, René Serrano, Luis Droguett, Santiago Gatica, Juvenal Vargas, Waldo Quiroz, ‘Papudo’ Vargas, Nelson Acosta y Héctor Irrazábal.

Para 1981, la dirigencia confía el equipo al entrenador Orlando Aravena, quien mantiene la gran mayoría de los jugadores que llevaron la campaña del año anterior.

Washington Olivera emigra a Cobreloa y llega al club Juan Carlos Orellana. También arriba el meta Pedro Lucio Olivera, quien comparte la portería con José Carlos Quiroz. En ataque se incorpora a Osvaldo ‘Arica’ Hurtado.

La Copa Chile de 1981 permite a los celestes llegar a cuartos de final, en donde quedan eliminados al caer ante Everton (0 a 2 en Viña del Mar, y victoria de 2 a 1 en Rancagua).

mneira

Miguel Ángel Neira

En el torneo oficial, el elenco minero consigue un discreto 10º lugar con un 45% de rendimiento. El delantero Hugo Úbeda es el goleador del equipo con 11 tantos, Juan Carlos Orellana marca 7, Juvenal Vargas y Burgos 5.

En 1982 el equipo es asumido por Germán Cornejo (que también lo hará diez años más tarde). Se incorpora a los atacantes Michel Atanasovici y Leonardo Véliz, además del volante argentino Juan Raúl Meglio, pero pierden a su figura insigne, Miguel Ángel Neira, quien es número fijo en la selección que disputa el Mundial de España.

La campaña en la Copa Chile de 1982 finaliza en cuartos de final al ser eliminados por Universidad de Chile (1 a 1 y caída de 0 a 1 en Santiago). Por su parte, en el campeonato oficial, el cuadro concluyó en el séptimo lugar de la tabla con 34 unidades y Juan Carlos Orellana marca 16 goles y es el máximo anotador de O’Higgins en el torneo. En esta temporada hace su estreno el arquero Cristián Trejos jugando 21 encuentros.

La institución mantiene en el cargo a Germán Cornejo para la temporada 1983, sin embargo su presencia sólo se extenderá hasta la 29º fecha del torneo oficial debido a malos resultados, allí el equipo lo conduce el entrenador local Leonardo Bedoya.

En cuanto al plantel profesional, este año se vislumbra la consolidación de Gabriel Jeria (defensor y volante de contención), además de la aparición de un joven atacante de 19 años que marcaría historia: Aníbal ‘Tunga’ González.

ctrejos1

Cristián Trejos

En el torneo Polla Gol de este año, el equipo llega a la Súper liguilla por el campeonato. En el mini torneo, jugado en Santiago, enfrenta a Universidad Católica, Palestino y Cobreloa. Parte con una derrota ante la UC por la cuenta mínima, para luego vencer a Palestino por 2 goles a 1 (Edgardo Geoffroy y Bernardo Gallardo) y remata ganándole a Cobreloa por el mismo marcador (Geoffroy y Washington Guajardo).

Al finalizar en segundo lugar en esta definición, O’Higgins consigue su tercera clasificación a Copa Libertadores de América, esta vez para la versión 1984.

Con este logro en el bolsillo, el equipo desarrolla una magra presentación en el torneo oficial, concluyendo su participación en el 15º lugar de la tabla de posiciones. Michel Atanasovici es goleador de la escuadra con 14 conquistas.

Para 1984 el equipo se enfrenta a un enorme desafío: la Copa Libertadores de América, participación que sería la última hasta la actualidad. Para jugar esta competencia el club va por un viejo conocido: Luis Santibáñez.

Sin embargo, el entrenador se encontrará con el desgraciado accidente que sufre el arquero proveniente de Ovalle, Willy González, quien pierde la vida en Rancagua poco antes del comienzo de la temporada.

De este modo, el club contrata al meta Hugo Carballo, los volantes Danilo Figueroa y Alfredo Arias (uruguayo) y al atacante José Luis Álvarez.

santibanez

Luis Santibáñez

Para la historia quedará una de las campañas más débiles que cumple un equipo nacional en el torneo subcontinental: en 6 partidos jugados, sólo empata uno y pierde los restantes 5. Junto a Universidad Católica, los celestes se miden a Blooming y Bolívar de Bolivia, y sólo frente a éste último consigue una igualdad en blanco en el Estadio El Teniente. Anteriormente cae con la UC por 2 a 0 en Santiago, por 3 a 0 ante Blooming y es goleado por 5 a 1 ante Bolívar (René Serrano). En Rancagua, vuelve a caer por 2 a 0 con Católica y por 3 a 4 ante Blooming (Leonidas Burgos, Marco Cari y Edgardo Geoffroy).

La participación del equipo en el torneo internacional, repercute incluso en el ámbito local, ya que en la Copa Polla Gol, sobre 10 partidos, el equipo sólo gana 2 y queda eliminado en primera fase al cerrar sexto en su grupo.

Mientras tanto, en el torneo oficial, la suerte mejora levemente y en el Grupo B, juega 24 partidos, ganando 11, empatando 6 y perdiendo 7, logrando un 67% de rendimiento.

Para 1985 se produce la llegada del entrenador Gastón Guevara, quien será el primero de los tres entrenadores que tendrá el equipo en la temporada en que nuevamente pierde la categoría, constituyendo su tercer descenso.

En este año llegan al club el arquero Eduardo Fisher, el zaguero uruguayo Álvaro Butti, el volante Daniel Silva y los atacantes Horacio Italiano y Luis Miranda. Ya no están en la institución nombres como Osvaldo ‘Papudo’ Vargas y Luis Droguett.

Diez derrotas y sólo cuatro triunfos marcan el rendimiento de la Copa Polla Gol de este año. Anotando 11 goles y recibiendo 29. Guillermo Pavez es el goleador del cuadro con 3 conquistas.

Para el torneo oficial, las cosas no cambian radicalmente y cuando transcurrían nueve jornadas, deja la banca Guevara, producto sólo una victoria (sobre San Luis), 2 empates y 6 derrotas.

El entrenador de las series menores Manuel Cáceres toma al equipo por cinco fechas de manera interina hasta que asume el DT Jorge Luco. Éste sólo dirige 10 partidos y los malos resultados también gatillan su salida (ganó un partido y empató otro, con ocho derrotas).

Para las últimas 14 jornadas, nuevamente el equipo lo dirige Cáceres, quien no puede evitar el descenso que se concreta a tres fechas del final con una derrota ante Palestino en Rancagua.

El equipo desciende con una campaña paupérrima, último y con un rendimiento inferior al 28%. Aníbal González fue el goleador del equipo con 12, sin embargo, esta caída significará una profunda renovación en el plantel y la partida definitiva de jugadores que incluso participaron en Copa Libertadores de America: Serrano, Irrazábal, Coppa, Quiroz, Orellana y Guajardo.

Aníbal 'Tunga' González

Aníbal 'Tunga' González

Un equipo “millonario” se arma para 1986 en la segunda división. Con Jaime Campos en la banca arriban al club jugadores de la talla de Hugo Solís, Leonel Herrera, Horacio Simaldone, Manuel Alvarado, José Bernal, Hermes Navarro, Mauro Meléndez, Darío Scatolaro, Iván Valdés y Enrique Enoch, quienes se complementan con los ‘sobrevivientes’ del plantel 85’ (Trejos, Cari, Lee, Gallardo, Burgos, Jeria, Rojas y González, entre otros).

La campaña en el torneo de Apertura es óptima, incluso el equipo logra levantar otra copa, al ganar el mini torneo final (jugado en Rancagua). El cuadro gana la fase de grupos con 28 unidades y luego disputa el título en un cuadrangular con Wanderers, Malleco y Coquimbo Unido.

En el partido inaugural, los celestes vencen a Coquimbo por la cuenta mínima con gol de Hermes Navarro. De este modo disputan la final ante Wanderers (14/06/86). El partido parecía definirse rápidamente con gol de Aníbal González al minuto, y luego a los 19’ Navarro ponía el segundo. En la segunda parte, Darwin Quezada marcó el descuento (61’) y puso algo de incertidumbre al partido que finalmente lo ganó el cuadro rancagüino por 2 goles a 1. O’Higgins campeón (permio de $450.000 pesos) y dos puntos de bonificación para el torneo oficial.

En este partido el conjunto alineó con Trejos; Alvarado, Meléndez, Herrera y Lee; Gallardo, Bernal y Jeria (Scatolaro); Navarro, González y Simaldone. DT: Jaime Campos.

Con este gran augurio, todo hacía indicar que el regreso a Primera división era carrera corrida, sin embargo, y como ocurre en el fútbol, la excelente planilla no da con el objetivo. Incluso a mediados del torneo llega el experimentado Eugenio Jara como entrenador y pese a disputar la liguilla por el ascenso, culmina en segundo lugar a tres puntos de Lota Schwager.

mmelendez

Mauro Meléndez

Para 1987 se producen importantes modificaciones en cuanto a jugadores. Aníbal González emigra a préstamo a Cobreloa yllegan Carlos Soto, Atilio Marchioni, Iván Herrera, Sergio Pacheco, Manuel ‘Camión’ Baeza, Marco Tamayo y Jimmy Greig, además el arco lo toma en propiedad el oriundo de Molina, Nelson Tapia, más las constantes apariciones de Jorge Gómez y Fernando Cornejo.

En el torneo de Apertura 87’, el elenco celeste termina segundo, tras Temuco, en el grupo sur con 35 unidades. El ‘Tunga’ se despide de la institución con nueve goles.

Para el campeonato oficial, el rendimiento es irregular, lo que gatilla la salida de Jara para el ingreso del técnico de la zona Eugenio Horta, quien consigue una clasificación muy forzada a la Liguilla de Promoción. Ésta se disputa en el Estadio Fiscal de Talca y en el primer compromiso los celestes vencen al clasificado de la zona norte, Regional Atacama por dos goles a cero (Hermes Navarro y Manuel Baeza).

La gran final del triangular la disputan frente al representante de primera división, Lota Schwager, quien precisamente había amagado las opciones rancagüinas en el ascenso del 86’.

El partido está en el recuerdo colectivo de la hinchada celeste, que literalmente se tomó Talca. El pleito comenzó con un gol de Atilio Marchioni (25’) y sobre el segundo lapso empató Abraham González para los sureños. De allí en adelante fue un martirio, un gol más de los carboníferos significaba otra vez permanecer en la segunda división, pero el equipo resistió y terminó igualando el partido lo que le significó regresar al fútbol grande después de dos temporadas.

Esa noche del 13 de febrero de 1988, el cuadro saltó a la cancha con Tapia, Soto, Marchioni, Meléndez y Lee; Jeria, Pacheco (Bernal) y Tamayo; Burgos (Herrera), Baeza y Navarro. DT: Ricardo Horta.

‘Camión’ Baeza fue el mayor anotador de la oncena con 9 tantos.

sbufarini

Sergio Bufarini (1989)

Retorno a primera en 1988 y el equipo debió enfrentar todas las zozobras que le pesan al cambiar de categoría. De entrada, y de forma curios, la dirigencia optó por el técnico de Lota para dirigir al equipo: Juan Carlos Gangas, quien refuerza el plantel con dos históricos: Miguel Ángel Neira y Francisco Juvenal Vargas. Además se incorporan Ramón Climent, Alberto Cisternas, Aldo Vega, Eduardo Campos, Mauricio Guevara, Hardy Pérez y el delantero argentino Sergio Bufarini. Asimismo, despuntan con notoriedad Jorge Gómez, Fernando Cornejo, Gabriel Mendoza y Juan Reyes, quien había sido seleccionado en el Mundial Juvenil de Chile 87.

El torneo de Apertura recibe por nombre Copa Digeder y en él se enfrentan clubes de Primera y Segunda División, y el club finaliza tercero en su grupo con 9 victorias, 3 empates y 6 derrotas. Como un recuerdo de comienzos de la década Miguel Ángel Neira es el goleador con 6 conquistas.

Para el torneo oficial llega el defensa uruguayo Guillermo Almada, sin embargo los resultados no son los esperados y tras la décima fecha, Juan Carlos Gangas es removido, con sólo dos triunfos, aunque en uno de ellos venció a Colo Colo por 4 a 0 en Santiago.

De manera interina, Waldo Quiroz se hace cargo de la dirección técnica del equipo por cinco fechas. El ex volante ya se había retirado como jugador y se desempeñaba en las divisiones menores del club.

nacosta0

Nelson Acosta

Sin embargo, las miradas de la administración apuntaban al uruguayo Nelson Acosta quien desarrollabameritorias campañas en Fernández Vial, y fue él quien asumió en la fecha 16º.

Las cosas no se veían bien, no obstante en las últimas fechas el cuadro despliega una recuperación espectacular y en la última jornada registra una gran victoria sobre Huachipato en Talcahuano y logra evitar el descenso directo (baja Universidad de Chile)

Por segundo año consecutivo, la institución llega a la Liguilla de Promoción, pero esta vez para zafar del descenso, la que se disputa en Valparaíso.

En el primer encuentro vence a Deportes Temuco por 2 goles a 0 con goles de Bufarini y Juvenal Vargas. De este modo debe definir la permanencia ante Deportes Arica (25/01/89), venciendo por 2 a 1. Primero sorprendió el cuadro nortino con anotación de Campos, pero el tablero lo revirtió Bufarini y Jorge ‘Choche’ Gómez. Permanencia asegurada.

Para 1989, Nelson Acosta agrega al plantel a los defensores Raúl Mirabal (uruguayo), Joel Molina, Daniel Ahumada, los volantes Norberto Retamar y Sergio Merlini (argentino) y los atacantes Luis González y Luis ‘Carampangue’ Zambrano.

En la Copa Digeder de 1989, el equipo desarrolla una respetable campaña al caer en semifinales ante Universidad Católica, igualando 0 a 0 en Rancagua y cayendo por 2 a 1 en Santiago (Vargas). El propio Juvenal Vargas se inscribe como goleador celeste con 11 conversiones.

tunga_joel2

Joel Molina y Aníbal González

Para el torneo oficial, el club logra el sexto lugar, alcanzando la mejor campaña de fase regular desde 1980. Nombres como los de Wilson Rojas, Fernando Cornejo, Gabriel Mendoza y los argentinos Merlini y Retamar destacan con notoriedad por su rendimiento.

Recopilación de Waldo Correa M.

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Blogplay